You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

4 TIPS PARA VESTIR EL CARRITO DE BEBÉ

4  TIPS PARA VESTIR EL CARRITO DE BEBÉ

Hola mamis:

 

   En FORTUNITAS queremos asesoraros nuevamente para que ese paso a la maternidad, que ya es difícil de por sí, se viva de otra manera, con las facilidades que supone el hecho de adelantarnos a los acontecimientos, aprovechando experiencias de otras mamás. En este caso, la elección de cómo vestir un carro de bebé es tan importante como elegir un colchón para un adulto, pues no olvidemos que, dependiendo de la estación, vuestro bebé se puede pasar unas horitas al día en su carrito, e incluso hay mamás que a veces lo utilizan en casa como alternativa a la cuna cuando quieren tener al bebé fuera de su habitación.

   Es por ello que tenemos que separar cómo vestir el carrito cuando es un capazo, cuando es un grupo 0 (conocido, popularmente como “maxicosi”) o cuando pasamos al bebé a la silleta, teniendo en cuenta, sobre todo, la comodidad de este y la estación en que se va a utilizar, sin olvidar el diseño y el presupuesto; todos estos elementos nos pueden condicionar en la elección de fundas, cobertores y demás elementos con los que vestir ese cochecito de bebé que nos acompañará, junto a nuestro retoño, a todas partes . Para facilitar las recomendaciones, vamos a agrupar estas en 4 TIPS PARA VESTIR EL CARRITO DE BEBÉ:

 

1. COCHECITOS CON CAPAZO Y “MAXICOSIS” (GRUPO 0) REQUIEREN DISTINTAS FUNDAS, SACOS Y COBERTORES

  Lo más normal es utilizar en los primeros cinco meses (incluso seis) un carrito con capazo, dependiendo de la evolución y estatura del bebé, por lo que, al estar tumbado en esos meses, necesitará una base muy firme y, sobre todo, muy cómoda, sobre la que se pondrá un saco de invierno, o uno de entretiempo para las estaciones intermedias y un cobertor. En caso de que aprovechemos el carrito el mayor tiempo posible, probablemente pasaremos por dos estaciones, por lo que tendremos que tenerlo en cuenta a la hora de elegir fundas, sacos y cobertores, pues el tejido ha de ser más cálido en unas épocas que en otras y, ante este dilema, lo mejor es optar por tejidos intermedios y tener a mano una mantita de muselina para cambios bruscos de temperatura. Además, el carrito está diseñado para admitir una cubierta transparente (o semitransparente) para evitar viento y lluvia y una mosquitera que añadiremos en la estación en que se requiera.

 Una vez pasados los primeros meses, el uso del popular “maxicosi” (hasta que el bebé pese entre 9 y 13 kilos, dependiendo de la marca) permite una funda especial para este, que ha de ser muy acolchada, pues la superficie de este tipo de carrito es muy dura y dicha solidez no debe nunca de llegar al frágil cuerpecito de nuestro bebé. El cobertor, además, ha de ser muy cómodo y cálido al tacto, pues, en esta postura inclinada, está más cerca de la delicada piel del bebé.

Carrito de bebé con capazo

 

2. AL VESTIR LA SILLA DE PASEO, ANTE TODO, HEMOS DE BUSCAR COMODIDAD, RESISTENCIA Y DURABILIDAD.

 ¿Y qué hacemos cuando el bebé ya no cabe en uno ni en otro “cochecito”? Es entonces cuando llega el momento crucial a la hora de vestir este nuevo carrito, la silleta, ya que su uso puede durar años, dependiendo del grado de autonomía del niño que va dejando de ser bebé con el fin de ir incorporándose, poco a poco, para contemplar el mundo en el paseo.

  ¿Cómo ha de ser entonces la funda de una silleta? Tenemos que procurar que esta sea lo suficientemente acogedora y cómoda para nuestro bebé, sin aportar demasiado calor en primavera-verano ni ser fría en otoño-invierno. Además, la tela ha de ser lavable, resistente a posibles roces de una criatura inquieta que no para de arrastrar por ella todo tipo de cosas que encuentra a su alcance, así como de una calidad suficiente que evite las odiadas “bolitas” que pueden dar aspecto de dejadez y falta de pulcritud al tejido.

 

3. ADEMÁS DE LA CALIDAD, EN LA ELECCIÓN DEL TEJIDO ES MEJOR HUIR DE COLORES ESTRIDENTES Y OSCUROS.

  Respecto al color o estampado de la funda, tendremos en cuenta que, si queremos aprovechar una sola funda para todo el periodo de uso de la silleta, lo mejor es huir de colores muy vivos y llamativos, porque, a pesar de que nos hayan llamado la atención al comprar la funda, podríamos cansarnos de verlos cada día, además de que se notaría más la pérdida de color, tras los sucesivos lavados. Igualmente, es conveniente que el tejido lleve un pequeño dibujo, topito o grabado, ¿no os habéis percatado nunca de que en las telas absolutamente lisas cada manchita parece un lamparón?

  En FORTUNITAS hemos seleccionado tres modelos de fundas de silla de paseo, de la marca BUBABOO, con tres posibilidades en texturas, pero siempre buscando la elegancia y luminosidad de colores claros pero lavables y de fácil combinación: en un extremo, destacamos el modelo FILAMENTO, realizado en un tejido grabado en piqué, en combinación con dos posibilidades, rosa y gris, con lazo a juego; en el otro extremo, tenemos el modelo ESPIGA, de tejido estampado en medallones sobre rombos en cadena, a juego con el lazo y  en tonos grises; en un punto intermedio podemos situar el modelo GÉNOVA, en beige y con original lazo color chocolate con pasacintas, a modo de elegantes entredoses con ojales…Tres posibilidades para un mismo estilo.

 

3. EL ANCLAJE DEL CARRITO EN EL CHASIS CONDICIONA EL TIPO DE FUNDA EN CADA CASO.

  Además del tejido, hemos de cuidar, tanto en capazos, silletas o grupo 0, la coincidencia en las aberturas para pasar los cinturones con una fácil colocación, dependiendo de estos tienen 3 puntos de anclaje (para hombros y entre las piernas) o 5 puntos (con dos más sobre los hombros y rodeando la cintura). Estos últimos son más usuales en chasis con posibilidad de capazo o grupo 0, aunque algunas fundas y/o colchonetas no traen las aberturas abiertas sino con pespuntes recortables para permitir las dos posibilidades. Hemos de fijarnos bien en el anclaje para no confundirnos al abrirlas.

 

  Como veis, en FORTUNITAS los pequeños detalles lo son todo cuando se trata de cuidar la comodidad de estos pequeños retoños a los que queremos mostrar el mundo, pues en ese deambular por las calles hemos de intentar que esos paseos sean gratificantes y agradables para un bebé que está descubriendo todo lo que le rodea, y nosotros con él a través de sus pequeños e interesados ojitos…¿no os parece?

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código