You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

5 tips para elegir el abrigo más adecuado para los peques

5 tips para elegir el abrigo más adecuado para los peques

ELEGIR UN BUEN ABRIGO CON EL FRÍO, PUEDE CONVERTIR EN UN ENVOLVENTE Y CÁLIDO ABRAZO 

¿Os habéis fijado en cómo han cambiado las temperaturas en estos últimos días? Lo cierto es que el invierno se está colando ya entre nosotros, haciendo pequeños anuncios de su llegada, por lo que es el momento adecuado para elegir el abrigo que mejor se adapte a nuestro pequeño o pequeña. Porque elegir un abrigo es elegir la prenda más importante del invierno, la que nunca debemos dejar olvidada en el armario, a pesar de que el día parezca luminoso y más cálido que otros, pues en cuestión de pocas horas este puede volverse más frío y, como ya sabemos, los resfriados acampan en los cuerpos de los niños con tanta facilidad….

    Desde FORTUNITAS creemos que es el mejor momento de daros unos sencillos consejos para elegir el abrigo adecuado para vuestro niño o niña.

5 TIPS PARA ELEGIR EL ABRIGO MÁS ADECUADO PARA VUESTRO NIÑO O NIÑA

1.UN BUEN CORTE PUEDE HACER MILAGROS

  Elijamos el abrigo que elijamos, es indispensable que nuestro pequeño o pequeña se sienta cómodo dentro de este. ¿Cuántas veces vemos a niños que empiezan a estirar el abrigo de las mangas o moverse como si el abrigo fuese un castigo del que se quieren desprender? Pues, como dice el refrán, “lo que no quieras para ti no lo quieras para nadie”, por lo que evitaremos abrigos confeccionados con cortes que creen estrecheces u holguras entre este y nuestro niño. Para evitar esto, lo mejor es vestir a nuestro peque con un sueter o jersey antes de probarle el abrigo y observar el lenguaje corporal que nos transmiten sus reacciones.

2. ELIGE MODELO Y COLOR SEGÚN SU UTILIZACIÓN

La elección del modelo y del color depende del uso que demos al abrigo. Respecto al color, lo mejor es elegir un color más oscuro, como azul, camel subido o rojo para el cole, el que resulte más combinable con la ropa pero que no sea claro, pues evitaremos tenerlo que lavar casi a diario, mientras que para ocasiones puntuales podemos optar por abrigos más claros pero favorecedores a la cara del pequeño o pequeña.En la elección del modelo también ha de influir el día de la semana o el momento en que se va a hacer uso del abrigo; así, elegiremos abrigos más sencillos para el ámbito escolar, de cierre rápido y que les permitan autonomía para poderlo poner o quitar, mientras que los abrigos más “lucidos”, con doble botonadura, con lazos, ajustados a la cintura y bajos de corte de capa los reservaremos para ocasiones especiales.

  

3.UN GÉNERO CÓMODO Y DURADERO ES SIGNO DE CALIDAD

    No conozco a nadie que no odie las famosas “bolitas” que a veces vemos en aquellas prendas de invierno que contienen lana o paño. Si este es tu caso, o eliges un género más impermeable, propio del anorak, o seleccionas un abrigo cuyo género sea de paño o de fibras naturales de calidad, pues solo así evitaremos las odiosas “bolitas”, a la vez que nos garantizaremos la calidez y suavidad que un buen género de invierno permite.

4. SI DE TALLAJES SE TRATA, HOMBROS, MANGAS Y CUELLOS SON PISTAS PARA ACERTAR.

  Los percentiles de nuestro niño o niña generalmente nos ayudan a marcar la talla, aunque para comprobar que estamos ante la talla adecuada, lo mejor es, como hemos dicho antes, probar el abrigo sobre un jersey, y comprobar después que los hombros queden en su sitio, la manga llegue casi a media palma de la mano y que el cuello y la zona del pecho (las más importantes para coger resfriados) se cierren con facilidad; solo así podremos tener la seguridad de que estamos ante la talla del abrigo que nuestro pequeño o nuestra pequeña necesita.

5. LOS DETALLES EN LA CONFECCIÓN DEL ABRIGO, UN PUNTO CRUCIAL EN LA CALIDAD DE ESTE

 Un abrigo mal cosido, con zonas abultadas o hendiduras resta calidad a la mejor tela o diseño que un abrigo pueda tener, por lo que observaremos con detalle el modo en que está cosido, la calidad del forro (si lo tiene), el remate de los botones, así como la calidad de estos y el resto de piezas, incluyendo las capuchas o gorritos a juego para peques con problemas de oído, por ejemplo, detalles que, por ser pequeños, no son menos importantes. De nada sirve, además, que un abrigo tenga vistosos detalles si se van cayendo por el camino o resultan incómodos de llevar, se enganchan enseguida o “pican·”

  Desde FORTUNITAS esperamos que estas breves pinceladas que os hemos mostrado os ayuden a adoptar criterios a la hora de elegir el abrigo adecuado, la prenda que mejor puede envolver a estos pequeños que todavía necesitan la protección y calidez de quienes más les quieren. Recordad siempre que un abrigo nunca conseguirá sustituir al envolvente abrazo de unos padres, pero sí podrá darles la calidez que ellos necesitan cuando salen a descubrir el mundo…¿No estáis de acuerdo?

 

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código